10 cómicos que deberías reconocer (I)

Partiendo de la base de que las listas son cosas muy tontas y asumiendo la contradicción humana como lo contrario a la dicción animal, veo interesante señalar algunos de los comediantes que considero que hay que reconocer, es decir que hay que conocer, y volver a conocer.

More...

Como todo listado es fruto de la subjetividad y del momento. Es posible que algunos echéis en falta gente e incluso yo mismo media hora después de escribirlo recuerdo a un cómico fundamental que dejé sin citar e intenté  citarlo pero entonces él me dió calabazas porque no quiere ser segunda plato.

Fuera como fuese, si no están todos lo que son, sí son todos lo que están. O al menos son todos lo que son y están todos que han podido estar.

Me centraré en aquellos que han destacado en el campo del stand up comedy, sobre todo desde finales de los 50, época en la que algunos comediantes dejan de “hacer chistes” para “comentar cosas”. En su momento los llamaron “cómicos cerebrales” igual que aquí, décadas después, se llamó “humor inteligente”. Se ve que muchos opinan que humor y pensar no suele ir acompañado.  Here we go now!

Lenny Bruce (1925-1966)

Lenny Bruce

Siento no haber estado demasiado gracioso esta noche, pero no soy un cómico; soy Lenny Bruce. 

Imposible no empezar con alguien con el que muchos consideran que comenzó el Stand Up Comedy. Mucho mas agresivo que sus contemporáneos decide romper con el “cuentachistes habitual” y comienza a improvisar sobre ideas y temas que realmente le preocupen llevándolo al límite.

Descubrí a Lenny Bruce cuando aun no tenia ni la menor idea de lo que era Stand Up y, en algún añorado ciclo televisivo, asistí a su biografía cinematográfica “Lenny”, dirigida por Bob Fosse.  Ante la carencia de material videográfico (a pesar de su renombre actúo solo media docena de veces en televisión) recomiendo a aquellos que no le conozcan y tengan interés por el género que le echen un ojo, o mejor los dos, a esta joya fílmica interpretada por Dustin Hoffman.

Figura central de la contracultura norteamericana, fue condenado por su rutina “Religiones S.A.” y en sus shows comenzó a contar su propio juicio... Pero no haré spoilers.

A los que hayáis disfrutado de la película os recomiendo también su autobiografía Como ser grosero e influir en los demás (Malpaso Ediciones, 2015).

Y los escuchadores anglófilos podéis echar un anglooído aquí

George Carlin (1937-2008)

Pienso que el deber del comediante es encontrar dónde está dibujada la línea y cruzarla deliberadamente. 

George Carlin 

Según algunos devotos, la santísima trinidad del Stand Up Comedy incluye a Lenny, George Carlin y Richard Pryor. ¿Quién es el padre, el hijo y el espíritu santo? Depende de la fe de cada uno.

Yo, aunque soy politeista, si tuviera que decantarme por Carlin sería sin duda gracias la cantidad de material que podemos disfrutar del que fue el más longevo de este maravilloso triunvirato.  Catorce especiales grabados para HBO en su casi medio siglo de carrera, fue la primera persona en ser anfitrión de Saturday Night Live, centenas de entrevistas televisivas, apariciones en documentales, etc...

Su negra visión de la sociedad sólo se agudizó con el paso de los años. ¿Qué ver? Todo Desde su controvertido “Siete palabras que no puedes decir en Televisión” (Shit, Piss, Fuck, Cunt, Cocksucker, Motherfucker, and Tits.) de principios de los años setenta hasta sus últimos cáusticos especiales a finales de la primera década del siglo veintiuno donde demuestra que con la edad no ha perdido un ápice de su ingenio, su capacidad crítica y su espíritu revolucionario. 

Es clara su influencia en la práctica totalidad de comediantes con contenido político o social o que van más allá de lo políticamente correcto.

Richard Pryor (1940-2005)
Richard Pryor

La verdad es graciosa, pero asusta a la gente. Yo creo que lo grosero es la mentira. Es lo peor del mundo. El arte es la habilidad de decir la verdad, especialmente sobre uno mismo.

La tercera pata, la pata de color o la "afropata".

Como todo buen niño enganchado a la televisión de los ochenta había visto comedias con Richard Pryor y Gene Wilder e incluso "Superman III" esa joya de la comedia con mallas y capas con un Superman malo con barba de dos días que se enfrenta a un Superman bueno en un duelo interpretativo de Christopher Reeve solo comparable a Lina Morgan en “Vaya par de gemelas”.

Sabía que era un actor-cómico americano, pero cuando descubrí en una caja de ofertas de unos grandes almacenes aquel dvd de una actuación "Richard Pryor: Live on the Sunset Stripno tenía la menor idea de lo que me esperaba.

Me fascinó hasta limites insospechados como aprovechaba su vida, su dolor, para crear comedia. Creo recordar que ya habia visto algún espectáculo de stand up comedy de Eddy Murphy por aquel entonces pero aquello era mucho más. No solo eran los temas y las palabras “malsonantes” si no el punto de vista autobiográfico a la hora de hablar de la raza, de su infancia en un prostíbulo, de su infarto, de cuando se quemó a la bonzo drogado perdido, etc…

Esa fue la gran innovación de la “santísima trinidad”: hablar desde el dolor, desde el odio, desde lo que de verdad les afecta. Y Richard Pryor supo llevar eso al límite, en su comedia y en su vida.

Aparte de sus shows en vivo podéis echarle un ojo a Richard Pryor: Omit the Logic, un reciente documental biografico sobre su figura.

Andy Kaufman (1949-1984)

No pretendo ser gracioso, solo quiero jugar con sus cabezas .

Andy Kaufman

Sin duda toda una generación lo conoce por la película Man on the moon de Milos Forman interpretada por Jim Carrey o por la canción previa y homónima de REM y otra por su personaje de extranjero Latka en la sitcom Taxi.

Andy Kauffman, tenía un único criterio cómico : lo que a él le parecía gracioso.  

Aburrido de la comedia convencional siempre quiso ir más allá. Pero más allá del humor no es posthumor, es donde el humor da la vuelta y se mezcla con la  lucha libre. Literalmente. 

Hay quien considera que el surrealismo o el humor absurdo puede ser un arma crítica pero yo creo que Andy era un cómico predominantemente formalista. La broma por la broma. Cueste lo que cueste. Hasta la muerte. 

Su aparición en el primer programa de SNL ya dice mucho de su estilo.

Miguel Gila (1919-2001)
Miguel Gila

El humor es la maldad de los hombres dicha con ingenuidad de niño.

Por aquello de introducir algo patrio (a pesar de que el Stand Up en nuestro país es algo del siglo XXI como internet o los selfies) no nos queda otra que citar a Miguel Gila, lo mas parecido que tuvimos durante décadas en nuestro país.  Se ha repetido hasta la saciedad pero no por ello dejo de estar de acuerdo o deja de ser menos cierto. 

¿Por qué? Precisamente porque la principal diferencia entre él y otros cómicos de la época era que no solo pretendía hacernos reír. Él quería contra cosas; historias personales de temas que le afectaban, expresar sus odios con sus armas: El humor.

Según la biografía de Miguel Gila, en 1951 el humorista subió a un escenario como espontáneo para improvisar un monólogo sobre su experiencia como voluntario de guerra. Empezó, así, una carrera famosa por sus gags de “diálogos figurados” al teléfono, cuyo costumbrismo lidiaba con el surrealismo, con una capacidad surreal para aunar el absurdo con lo carpetovetónico.

Es imposible olvidar como el sinsentido de la guerra que llevó Luis Garcia Berlanga al cine con La vaquilla o Fernando Arrabal al teatro con Picnic, queda puesto en relieve en sus monólogos, con ese aire naif y disparatado .

A los que únicamente conozcan sus monólogos les recomiendo que echen un vistazo a su obra gráfica y sus relatos publicados a lo largo de los años en revista satíricas como “La codorniz” o “Hermano Lobo”

Continuará...

Leave a Reply 0 comments

¿Quieres consejos para mejorar tus monólogos? Consigue gratis el video donde te los cuento.
x