Schhhh. Humor sin palabras.

Es fácil aventurarse a afirmar que el primer gag de la historia (posiblemente en la prehistoria) no fue basado en la palabra, sino que fue mudo u onomatopéyico. Aclarando que onomatopeya no es ninguna civilización remota a orillas del Eufrates.

More...

Ya en la antigua Grecia descubrimos las primeras referencias a la pantomima. Según Cesar Oliva en su Historia básica del arte escénico, era un tipo de espectáculo “pobre en sus elementos, mitad divertimento lúdico mitad comedia, el mimo vive al margen del teatro en sus inicios y se desarrolla donde nace: fuera de los auditorios, en las calles y en las plazas publicas.”

En Roma es uno de los componentes de la comedia atelana (antecedente de la Commedia dell'arte ) y fue ganando terreno hasta convertirse en el siglo I a.C. en el genero cómico de mayor aceptación, exportándose con gran éxito por todo el imperio. En aquel entonces sabían como saltarse la barrera idiomática sin recurrir al doblaje.

La Iglesia excomulgaría a estas compañías en el siglo V d.C. porque la iglesia tiene una tradición excomulgadora que llega hasta nuestros días. No puede cambiarlo. Forma parte del folclore.  Como tirar cabras desde el campanario.

A pesar de ello, este género evoluciona durante la Edad Media y llega al mundo contemporáneo dejándonos maestros como Étienne Decroux o Marcel Marceau. Como igual os cogen todos estos mimos lejanos y un poco muertos (ahora sí que no hablan mucho), en España dentro del teatro de humor gestual son imperdibles (pero no alfileres) compañías como Tricicle, Yllana o la maravillosa "Encerrona" de Pepe Viyuela

En el cine, que nace mudo desde Edison y los hermanos Lumière, la comicidad ha sido una pieza importante que siempre ha gozado de amplio respaldo popular. La primera película cómica proyectada en una pantalla fue El regador regado (1896), donde un jardinero riega unas plantas, pero un muchacho pisa la manguera impidiendo que salga el agua. Extrañado, mira la punta, momento que aprovecha el otro para sacar el pie que obstruye el agua mojando al desprevenido regador, que se vengará pegándole una buena tunda. Podríamos verlo como una metáfora del clima político actual, pero lo que es cierto es que en este cortometraje se inventó el gag cinematográfico, el golpe de efecto, pieza fundamental en toda película cómica que se precie.

El cine mudo es fundamental en la comedia y evidentemente es recomendable visionar tanto como sea posible y comprobar como algunos filmes no envejecen (al contrario que sus creadores). Hace unos años, un grupo de cineastas pusieron películas de Chaplin en unas aldeas de Mozambique y comprobaron que causaban el mismo efecto cómico que cuando fueron proyectadas por primera vez.

Además de eso, hay algunas claves de este arte cómico silente que podemos aplicar al humor o a la búsqueda de la comicidad en cualquiera de sus ambitos.

Hoy en día la denominada “comedia física” o slapstick sigue vigente. Internet está lleno de vídeos de golpes, caídas y violencia gratuita con una viralidad que ni la peste negra. Ya sean fakes o golpes reales está claro que sigue divirtiendo y esos videos tienen más visitas que... (poned voz de Chiquito y rellenad los puntos suspensivos con cualquier elemento comparativo)

La gran ventaja del mudo (como decíamos de la pantomima romana) es que Chaplin triunfó en el mundo entero sin necesidad de doblaje o subtítulos. Y no solo porque no había otra cosa. Saltarnos la barrera idiomática en el humor permite el éxito internacional de personajes como Mister Bean o el propio Andy Kauffman, como vimos en su debut en SNL.

Sin hablar de esos comediantes cuya fisicidad es la materia prima de su comedia, como es el caso de Jim Carrey y su inspirador Jerry Lewis.

Además también hay una serie de aspectos filosóficos en el cine mudo que son aplicables al stand up o a cualquier otro humor textual.

Jordi CostaMusicomicólogo

En cierto sentido, Keaton fue a Chaplin lo que los Rolling Stones serían a los Beatles.

No voy a entrar en la diatriba de Chaplin versus Keaton porque, como dijo el sabio, ¿Por qué hay que elegir? Pero si hay una suerte de explicación filosófica al tipo de humor que hacía cada uno y como siguen siendo validos su planteamientos cómicos.

Si nos fijamos en el tipo de gag que solían trabajar en sus películas, podríamos afirmar que Chaplin era un loco en un mundo normal y Keaton era normal en un mundo de locos. Esto es aplicable al tipo de humor de muchos cómicos actuales.

Cuando Robin Williams hace monologos, crea su humor mirando al mundo al derecho con una mirada del revés. Es lo contrario de lo que hace Bill Cosby, que mira al mundo del revés de manera recta. Esa es la diferencia entre un personaje cómico en un mundo normal y un personaje normal en un mundo cómico.

John Vorhaus Orquestador

Es una pena que de los dos referentes que nos da Vorhaus en su libro Como orquestar una comedia, uno este muerto físicamente y el otro artísticamente.

Pero podemos aplicar el concepto a otros cómicos como Steve Martin frente a Jerry Seinfeld o, en España, Ignatius Farray frente a Luis Piedrahita.

¿De dónde surge la comedia? Mirar al mundo al derecho con una mirada del revés o viceversa.

Otra cosa que tienen en común todos protagonistas de la comedia física, desde Mack Sennet a Harold Lloyd, es que el héroe de slapstick nunca se rinde. Y en ello reside también la comicidad. En intentarlo mil veces,  en volver a fallar y nunca desistir.

Además, hemos de tener en cuenta que, aunque lo nuestro sea la comedia textual, la comunicación no verbal es fundamental. Según un estudio realizado en los años 60 por Albert Mehrabian, profesor emérito de Psicología de la Universidad de California, las palabras solo suponen un 7% de nuestra comunicación. Según esta investigación (que se hizo seguramente porque nadie le hacía caso decía y después del estudio menos), la mayor parte del mensaje es el lenguaje corporal (un 55%) y el tono de la voz (un 38%).

Veamos como poner en practica, en una brillante improvisación del genial Robin Williams, el uso de la voz y el lenguaje corporal sin apenas palabras para provocar comedia.

Post-Data o Post-Post:

¿Sabías que...? La palabra Slapstick originalmente se refiere a un instrumento percusivo llamado látigo, una especie de bisagra de maderas que se chocan y producen un sonido similar al de un látigo, (lo sadomasoquistas sabrán de qué hablo). Parece que era típico en el teatro del siglo XVI utilizarlo para imitar el sonido producido por una bofetada. Además, es considerado uno de los primeros dispositivos de efectos de sonido. Con la llegada del sonoro, este artilugio continuó siendo utilizado en la producción de efectos de sonido. ¿No lo sabías? Pues ya tienes algo que comentar y hacerte el interesante en la próxima conversación en la que se pronuncie el término slapstick. Ya me cuentas si eso acontece antes de que se extinga la humanidad.

Leave a Reply 0 comments

¿Quieres consejos para mejorar tus monólogos? Consigue gratis el video donde te los cuento.
x