10 cómicos que deberías reconocer (I)

Partiendo de la base de que las listas son cosas muy tontas y asumiendo la contradicción humana como lo contrario a la dicción animal, veo interesante señalar algunos de los comediantes que considero que hay que reconocer, es decir que hay que conocer, y volver a conocer.

Seguir leyendo

La matemática de la risa. Del catolicismo al perro de Pavlov

Umberto EcoEl nombre de la Rosa

La risa es la debilidad, la corrupción, la insipidez de nuestra carne. Es la distracción del campesino, la licencia del borracho... la risa sigue siendo algo inferior, amparo de simples, misterio vaciado de sacralidad para la plebe. 

Igual es un poco exagerado, pero así son los curas, que esto de la risa nunca lo han llevado bien. Y mira que lo suyo es muy parecido a lo de los monólogos. Un señor solo en un escenario contando sus movidas e intentando captar adeptos para que vengan a verle en el próximo show.

Seguir leyendo

En las fronteras del humor…


Un COMEDIANTE avanza por el escenario. De repente, aparece un POLICIA DEL HUMOR que le corta el paso.

POLICIA DEL HUMOR: ¡Alto, deténgase! ¿Se puede saber dónde va?

COMEDIANTE: ¿Yo? ¿Por qué?

POLICIA DEL HUMOR: ¿No se da cuenta?

COMEDIANTE: Euh... No.

POLICIA DEL HUMOR: Acaba de traspasar usted los límites del humor.

COMEDIANTE: Pues perdone, pero como no he visto ninguna indicación ni nada avisando...

POLICIA DEL HUMOR: Hombre, es que es de sentido común.

COMEDIANTE: Pues no sé que decirle. No me he dado cuenta. Yo simplemente iba avanzando con mi humor en esta dirección...

POLICIA DEL HUMOR: Y se ha pasado tres pueblos.

COMEDIANTE: ¿Tres pueblos? ¿no decía que acababa de cruzarlo?

POLICIA DEL HUMOR: Es que pegaditos a la frontera hay tres pueblos. Es muy fácil pasárselos si no va uno atento.

COMEDIANTE: Perdone, usted. No sabía. Entonces,... Ya que no puedo avanzar por aquí... ¿puedo ir en esta otra dirección?

POLICIA DEL HUMOR: Si tiene usted algún tipo de moral: No.

COMEDIANTE: Algo de moral me queda. De acuerdo, muchas gracias.


EL COMEDIANTE avanza en otra dirección.


POLICIA DEL HUMOR: Oiga, oiga... ¿dónde va?

COMEDIANTE: Pues en la dirección que me queda. Si no puedo ir por ahí ni por allí, tendré que avanzar por aquí.

POLICIA DEL HUMOR: Pero hombre de Dios, por ahí es incluso peor. ¿No tiene usted ningún respeto por las víctimas?

COMEDIANTE: ¿Qué víctimas?

POLICIA DEL HUMOR: Los damnificados por su humor.

COMEDIANTE: Está bien. No quiero meterme en problemas. Retrocedo entonces

POLICIA DEL HUMOR: ¡Ni se le ocurra! El camino recorrido está lleno de incorrecciones por las que es mejor no volver a circular.

COMEDIANTE: ¿Y entonces como puedo avanzar con mi humor?

POLICIA DEL HUMOR: Lo mejor es quedarse quieto. O caminar en círculos.

El COMEDIANTE se pone a girar sobre si mismo.

POLICIA DEL HUMOR: La verdad es que como comediante es usted poco original.

Andres LimaTitiritero Teatral

Si es humor, es benigno. No hace daño a nadie. 

Las fronteras sobre los límites del humor son difusas y ojalá lo sean siempre. El día que haya un mapa sobre dónde están los límites de la comedia, el humor va a ser muy aburrido.

Diego San JoséTitiritero Audiovisual
ArévaloTitiritero Gangoso

En España no se pueden hacer chistes de mariquitas. 

Aquello de lo que se me acusa, no está en mi dibujo sino en su conciencia.

Charles Philipon Titiritero Gráfico
Noam Chomsky Titiritero Pensador

Si crees en la libertas de expresión entonces crees en la libertad de expresión para puntos de vista que te disgustan. Por ejemplo, Goebbels esta a favor de la libertad de expresión para los puntos de vista que compartía, igualmente Stalin. Si estás a favor de la libertad de expresión,eso significa que estás a favor de la libertad de expresión precisamente para los puntos de vista que no compartes, de otra forma, no estaríais a favor de la libertad de expresión.  

El humor es un género de ficción y la ficción debe ser, para nosotros, mortales, ese lugar sin limites. 

Dario AdantiTitiritero Mongol

Humores Nacionales. Reír en distintos idiomas.

Esto es un humor inglés, un humor francés y un humor español que van a que un señor les vea para ver cuál es más gracioso. El humor inglés, que es muy suyo, dice algo pero, como no está doblado, no se le entiende y nadie se ríe. El humor francés, como tiene envidia al español, intenta ponerse intenso y más que reír hace llorar. Al final gana el español que es el que tiene más gracia y mas salero por una cuestión de genética humorística transmitida de generación en generación desde los Reyes Católicos que no se sabía cual de los dos era más gracioso pues tanto montaban que montaban tanto.

Seguir leyendo

La Leyenda de la Señora de Cuenca

Érase una vez, hace no tanto tiempo, en el lejano reino de la televisión...

Cuentan los mas viejos del lugar que existe una señora muy mayor que ve y juzga todos los contenidos que llegan a su televisor. Muchos son los sobrenombre por los que se le ha conocido, algunos de ellos no pueden ser nombrados en el horario de protección para menores, pero a lo largo y ancho del reino catódico se le conocía como “La señora de Cuenca”.

Seguir leyendo